Hace más de 10 años comenzamos el camino de aprendizaje de la serigrafía por nuestros propios medios. La motivación para hacerlo fue ver que es una potente herramienta de difusión y a su vez una buena forma de autogestionar proyectos libertarios

Los inicios

Como se suele decir, los inicios no fueron fáciles. Todo empezó en un centro social autogestionado de Madrid, ya desalojado. Allí fue donde tuvimos nuestro primer contacto con el mundo de la serigrafía.
Un@s compañer@s donaron al centro diverso material de serigrafía. Varias pantallas enteladas, tintas, emulsión, recuperador y racles. Constriumos una insoladora casera entre vari@s y ya teníamos todo para empezar!

La motivación se apoderaba de nosotr@s

Estuvimos varios días haciendo pruebas con los tiempo de insolación, el emulsionado, la estampación, etc… Nuestros conocimientos eran muy básicos, pero las ganas, el esfuerzo y la ilusión que tod@s teníamos hacía que, día a día, aprendiésemos nuevas formas de realizar los pasos mejorando así la calidad del resultado final.

Nuestros medios eran escasos

No teníamos ninguna máquina para estampar. Lo que hacíamos era bajar la pantalla a mano. Centrábamos a ojo en relación a la camiseta y dábamos varias pasadas de tinta. Obviamente no podíamos secar el diseño y volver a bajar la pantalla ya que es imposible cuadrarla para que la segunda pasada coincida con la primera.

En busca de la perfección

Teníamos nuestros primeros diseños estampados en camisetas. El resultado final no nos convencía del todo y aparte era muy complicado centrar de manera correcta los diseños en las prendas, con lo que fabricamos nuestra primera máquina para estampar. Una máquina muy sencilla que nos facilitó mucho el trabajo.

Ahora si que si

Ahora los resultados eran muy diferentes y el trabajo más cómodo. En cada prenda podíamos dar tantas pasadas quisiésemos fácilmente, consiguiendo una buena cobertura de tinta sobre la prenda.

Dejábamos secar las prendas al aire (como hacemos ahora) y curábamos la tinta con una plancha casera (plancha de ropa). Pasado un tiempo, una distribuidora de Madrid nos donó una plancha térmica. Esto hizo que mejorase notablemente el resultado final de nuestros trabajos, animándonos aún más a seguir descubriendo el mundo de la serigrafía.

Herramienta difucion.Creemos que una camiseta con mensaje puede llamar la atención a mucha gente por la calle, cumpliendo con la labor de concienciación y aparte aprovechar el pequeño margen de beneficio que puedan dejar para destinarlo a diferentes causas e iniciativas (grupos de música, colectivos, distribuidoras, protectoras, santurarios, luchas individuales, etc.).

Nace resistencia

Con esta idea en la cabeza dimos vida a la Distribuidora Resistencia Vegana, y ahora queremos dar un paso más gestionando esta web llamada Serigrafía Libertaria. Nuestra intención es facilitar el trabajo de estampación textil a todas quellas personas que luchan por causas justas, bien sea a través del tutorial de serigrafía o realizando nosotr@s mism@s el trabajo bajo unas tarifas ajustadas razonablemente.


Serigrafía Libertaria 2020